Carta del Hermano Mayor: Cuaresma 2014

El Hermano Mayor, N.H.D. Enrique Marhuenda Bellot, se dirige a todos nuestros hermanos y devotos de nuestras Sagradas Imágenes, con motivo del inicio de la Cuaresma.

Un año más, nos vamos acercando a la Semana Santa con la ilusión y el nerviosismo que todos los cofrades acostumbramos a tener en Cuaresma. La Cuaresma no puede ser vivida sólo como un preludio compuesto de ensayos, cuentas atrás y determinados “sacrificios”. A lo largo de estos cuarenta días, hemos de reflexionar sobre el significado de la muerte de Cristo y del sufrimiento de María al ver a su hijo crucificado, que no es otro que el de la Resurrección y el de la Esperanza.

Este mensaje redentor de Jesús se hace presente en la eucaristía. Por ello, el culto y el acercamiento a Dios y a la Virgen a través de nuestros Sagrados Titulares, el Cristo y la Esperanza, es uno de nuestros pilares fundamentales. Por este motivo seguimos potenciando nuestros cultos, manteniendo los existentes e incluso ampliándolos, como ocurrirá este año con el Quinario dedicado a El Cristo.

Otro puntal básico para la hermandad es el de la caridad. Para Jesús, la caridad era una forma de amor hacia el prójimo, y no una manera de limpiar nuestras conciencias. Hemos de ser generosos con los demás, en lo emocional y en lo material, para conseguir limar las injusticias y las desigualdades que soporta nuestra sociedad. Es por esto que defendemos y alabamos la labor de Cáritas, y colaboramos con ellos con nuestras campañas solidarias. A este respecto, uno de nuestros mayores éxitos del año pasado fue la campaña “Ensayo solidario”, que este año repetiremos con vuestra ayuda.

Por otro lado, no puedo olvidarme de las novedades que está llevando a cabo la hermandad. En primer lugar, el pasado diciembre se aprobaron por la asamblea general las nuevas reglas y reglamentos, que están a la espera de ser aprobadas por la autoridad eclesiástica. Además, estamos trabajando en los actos de celebración de nuestro 75º aniversario, que cumpliremos en 2015, y cuyo programa conmemorativo comenzará en octubre de 2014. A lo que podemos sumar, por ejemplo, la peregrinación que hemos realizado a Sevilla por el Año Jubilar Macareno; o el sometimiento a votación en la próxima asamblea general de la intervención de restauración de nuestro titular, el Cristo.

Por último, quiero transmitiros las palabras que nuestro Sr. Obispo, D. Jesús Murgui, nos dirigió a todas las cofradías de este arciprestazgo en la reunión celebrada en enero. D. Jesús nos recordó la importancia que tenemos las hermandades, puesto que gracias a nosotros muchas personas tienen la oportunidad de acercarse a Jesús; y al mismo tiempo, nos advirtió del peligro que tiene el excesivo lucimiento y competencia entre cofrades, ya que lo que hemos de enseñar al pueblo, con total elegancia, solemnidad y sin estridencias, es que Dios es sólo paz y amor.

Feliz Cuaresma.

Enrique Marhuenda

Hermano Mayor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *