Carta del Hermano Mayor: Cuaresma 2013

El Hermano Mayor, N.H.D. Enrique Marhuenda Bellot, se dirige a todos nuestros hermanos y devotos de nuestras Sagradas Imágenes, con motivo de la próxima cuaresma.

Es por todos sabido que desde octubre, en el seno de la Iglesia Católica, estamos celebrando el Año de la Fe, convocado por el Santo Padre Benedicto XVI para invitarnos a redescubrir “el camino de la fe para mostrar con evidencia la alegría y el renovado entusiasmo del encuentro con Cristo”.

No me cabe duda de que todos los hermanos de nuestra hermandad nos dirigimos con un gran entusiasmo al encuentro con Cristo, representado en la imagen de Nuestro Sagrado Titular, el próximo Jueves Santo en la Procesión del Silencio. No obstante, Cristo permanece en constante espera, aguardando a que seamos nosotros los que le busquemos el resto del año.

Con el fin de que todos nuestros hermanos y devotos de Nuestros Titulares tengan la oportunidad de que se produzca ese encuentro renovador de la fe, promovemos una serie de cultos a los que os animo a asistir, pues al fin y al cabo es el culto a Dios y a su Santa Madre la razón por la que nos constituimos en hermandad.

Una hermandad que, en otro orden de cosas, está renovando muchos de sus organismos e instrumentos de trabajo. La creación de las diputaciones de cultos y caridad ha dado ya sus frutos, celebrándose en octubre el primer rosario de la aurora con Nuestra Sagrada Titular, la Virgen de la Esperanza; y culminándose con un gran éxito la campaña solidaria “Ningún niño sin Navidad”, a beneficio de Cáritas. A ello hay que añadir que en la actualidad trabajamos en una nueva web, funcional e ilustrativa de nuestra vida interna, que estará activa en los próximos días; y también en la redacción de unos nuevos estatutos o reglas, cuyo texto será debidamente presentado a todos nuestros hermanos, para que los conozcan y puedan presentar las alegaciones que estimen oportunas antes de su definitiva votación.

Sin más, os deseo a todos una feliz cuaresma, en la que la reconversión a una fe más verdadera y próxima al mensaje de Cristo nos conduzca a un estado de permanente Esperanza en la Resurrección.

Enrique Marhuenda
Hermano Mayor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *