El Obispo presidió nuestra Santa y Solemne Función de Instituto

El viernes 6 de marzo fue, sin duda, un gran día para nuestra hermandad.

A las 20h00, comenzó nuestra Santa y Solemne Función Principal de Instituto, que presidió el excelentísimo y reverendísimo obispo de Orihuela-Alicante, D. Jesús Murgui Soriano, con motivo de nuestro 75 aniversario fundacional. En su homilía, tuvo un especial protagonismo la historia de nuestra hermandad y cómo el espíritu de superación y de amor de nuestros predecesores ha de servirnos de ejemplo en el presente. Muy emotiva fue para él la imposición de medallas a los nuevos hermanos cofrades, momento que quiso destacar al finalizar la eucaristía. También fue muy aplaudida la intervención de la Coral Monovera «Virgen del Remedio», que ofreció a todos los presentes magníficas interpretaciones.

Posteriormente, se celebró una cena de hermandad, en la cual fueron homenajeadas dos personas a título póstumo: Encarnación Blanes, donante en 1946 de la imagen del Cristo, y que estuvo representada por su nieta Mª José; y José Mª Alarcón Pina, escultor de nuestro titular, cuya distinción recogieron sus hijas, Remedios y Marisol.

Por último, y como sorpresa, se hizo entrega a la hermandad de la primera marcha procesional compuesta y dedicada a nuestra Sagrada Titular, María Santísima de la Esperanza. La pieza, titulada «ESPERANZA DEL AMOR«, fue encargada por N.H.D. Carlos E. Navarro a Rubén Jordán Flores, joven compositor alicantino egresado de la Fundación Antonio Gala en 2014 y con una gran trayectoria a sus espaldas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *